jueves, 6 de enero de 2011

Revelación









El horizonte

nunca ha sido una línea

una bisagra,

la estría donde caen los paisajes

si la vertical geometría de los árboles

lo acusa de abandonar

su apariencia plana.


Yo lo mido

en la expansión de sus pájaros

y me asombro

de sus desplazamientos,

de su alterna ingravidez,

de su rebeldía de ser

un límite inconcluso

que crece hacia arriba.

2 comentarios:

  1. Claudia: enviame tu correo a perebesso@hotmail.com
    así podré enviarte tu poema en catalán
    Besos
    Pere

    ResponderEliminar
  2. Hola Claudia,
    es un poema precioso.
    Besito,
    Marcela

    ResponderEliminar